7/5/14

La carrera de la muerte (por rol) del año 3000

El problema de trabajar en una cadena de montaje es que al final acabas queriendo vivir como en una cadena de montaje.

Os pongo en antecedentes. Hasta octubre del año pasado yo trabajaba de teleoperador para ONO, esto es, un trabajo de cadena de montaje: descolgar, atender, resolver, colgar. Metódico, repetitivo y poco dado a experimentos pero que me permitía tener más tiempo libre. Podía leer entre llamadas o si la llamada era muy larga, escribir y sabía que a las 22h acababa mi turno, colgaba el teléfono y me iba.

En octubre me proponen pasar a un nuevo proyecto de Vodafone para el despliegue de fibra óptica. Me han seleccionado por múltiples razones, a saber: informes favorables, mi horario actual (6 horas, pedí una reducción de jornada para estudios hacía 4 años y se negaban a volver a aumentarmela una vez acabados) y recomendaciones del que me haya visto trabajar todo este tiempo. Me proponen mejores condiciones, aumento de jornada, un ascenso y estar en primera línea de un proyecto que va para largo.

A cambio, tenéis que apechugar. Y vaya si apechugamos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...