14/4/14

[EMC] Eric Packer

Arrogante, despiadado, hipocondríaco y sobre todo un genio de las finanzas, Eric Packer era la comidilla en los círculos de ejecutivos durante los últimos años por descenso a los infiernos tras perder toda su fortuna invirtiendo en contra del yuan chino y recuperarla en pocos años. Sobre todo porque los que hablaban no sabían si calificarlo de audacia, golpe de suerte o pacto con el diablo.



Multimillonario con 27 años y CEO de Packer Capital, es conocido por sus modales educados, su continuo rictus serio sus nunca confirmadas excentricidades entre las cuales se habla de una limousina con un sistema informático en su interior digno de la NASA y decorada con mármol de Carrara, el intento de compra de la Capilla Rothko completa (con la intención de ser desmontada y reconstruida pieza a pieza en su lujoso apartamento), sus chequeos médicos diarios tener un tiburón blanco en un acuario de uno de sus pisos. Divorciado de su primera mujer, se apartó del ojo público tras un incidente durante la visita del presidente de los EEUU a Manhattan que provocó que su jefe de seguridad falleciera en extrañas circunstancias tras ser asediada su limousina por activistas antiglobalización

Desde entonces Eric Packer es un misterio. Ninguno de sus empleados o asesores habla. Ni siquiera sus médicos, que le realizan continuos exámenes día tras día.


Y su fortuna no ha dejado de aumentar tras ese incidente. Una pérdida de millones de dolares recuperada en menos de 5 años, y con beneficios. En el momento de hacer la inversión Eric tenía un nudo en el estómago: la lógica dictaba que no era una decisión sabía, su mecanismo interior le decía que debía de hacerlo. Y tras perder se dio cuenta de una cosa: no se había equivocado en el qué, sino en el cuando. El yuan cayó en recesión años más tarde.



Y él supo que podía adivinarlo. Sus tests médicos no son solo neurosis por una mejor salud, sino que le sirven para descubrir retazos de hechos futuros a través de ellos. Exámenes realizados día tras día sin compasión, extracciones de sangre, médula, comprobaciones dolorosas que le han ayudado a alzarse de nuevo en Wall Street. Cuanto más dolor, más nítida es la visión.

Su debacle económica no fue nada más que falta de confianza, cosa que no volverá a suceder.

El yuan caerá. Un fantasma recorre el mundo. Y Eric Packer está ahí, dispuesto a invertir conforme sus entrañas le dicten, más allá de los modelos estándar. Asombrado por lo que él considera una capacidad excepcional, no ha tardado en descubrir que hay más gente como él, gente que puede utilizar como amigos o convertir en enemigos. Y que todo ese conocimiento ha de ser salvaguardado, y que mejor guardián que él.


Eric Packer es el personaje ideal para funcionar de enganche con los jugadores: rico, con ansia de conocimiento y dispuesto a aceptar sucesos más allá de lo normal. En próximas entradas hablaremos de la habilidad especial de Eric para ver sucesos futuros...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...